Crema de calabacín de la abuela

250 kcal.45 min. 4 pers.

Receta de crema de calabacín con quesitos

Hoy os traemos una deliciosa y saludable receta: la crema de calabacín. Existen multitud de combinaciones para no aburrirnos nunca de esta exquisita receta. Podemos hacer crema de calabacín con puerros, crema de calabacín con espinacas, crema de calabacín con zanahoria, crema de calabacín y verduras.

En esta receta utilizamos quesitos para mejorar la textura del puré de calabacín. No obstante, también se puede utilizar nata para cocinar en vez de los quesitos. 

El calabacín es una verdura que podemos encontrar todo el año. Sin embargo, nosotros recomendamos prepararlas sobretodo en verano, ya que el calabacín es una verdura originalmente de verano.

Unos de los principales beneficios de este vegetal es su capacidad para prevenir enfermedades cardiovasculares. Su alto contenido en fibra vegetal permite reducir los niveles de colesterol y lípidos perjudiciales, disminuyendo el riesgo de sufrir daños en el sistema cardiovascular. 

También es una gran fuente de vitaminas A y C las cuales evitan la formación de ateromas evitando de esta forma padecer aterosclerosis. El calabacín y en especial las diferentes recetas de crema de calabacín que podemos preparar, son una baja fuente de calorías, lo que las hace perfectas para dietas de control de peso. Esta verdura también contiene minerales altamente beneficiosos para el control de la hipertensión, como el potasio y el magnesio. 

Y por si no fuera poco, gracias a las vitaminas A y C que contiene, se convierte un potente rejuvenecedor ya que estas vitaminas son antioxidantes y evitan la formación de radicales libres que afectan a las proteínas y moléculas de ADN, acelerando el envejecimiento. ¡Así que ya sabes! Incorpora el calabacín y las diferentes cremas de calabacín a tu dieta y disfruta de todos estos beneficios.

Ingredientes de la receta de crema de calabacín











Ingredientes a comprar

Cómo hacer crema de calabacín

  1. Lavamos los calabacines y los cortamos. Nosotros recomendamos hacerlo en dados o rodajas. Podemos quitar la piel o dejarla. La piel contiene muchas vitaminas que aportaran muchos beneficios a nuestro cuerpo. No obstante, hay gente que prefiere quitarla.
  2. Pelamos y cortamos la cebolla y el diente de ajo. Opcionalmente también podemos añadir una patata a la receta. Si es así, la cortamos en trozos.
  3. Ponemos los vegetales cortados en una cazuela y le añadimos los 750 ml de caldo de verduras. En este punto podemos añadir a los ingredientes un chorrito de aceite.
  4. Calentamos a fuego lento y cuando empiece a hervir removemos la mezcla durante unos 20 minutos, comprobando periódicamente el estado de los vegetales.
  5. Una vez los ingredientes estén blanditos, retiramos la cazuela del fuego y añadimos los quesitos (podemos utilizar nata de cocinar en vez de quesitos).
  6. Batimos la mezcla hasta que no queden tropezones de verduras y adquiera la textura deseada.
  7. Especiamos a nuestro gusto. Podemos ponerle, por ejemplo, sal, pimienta o curry.
  8. Añadimos un poco de queso rallado por encima de la crema de calabacín y servimos.

Crema de calabacín light

Esta receta es para aquellos que queráis tener una receta incluso más saludable que la receta de calabacín normal. Para conseguir esto sustituiremos los quesitos por leche descremada. También quitaremos el ingrediente opcional de la patata.

Ingredientes









Ingredientes a comprar

Elaboración de la crema de calabacín light

  1. Lavamos los calabacines y los cortamos en rodajas.
  2. Pelamos y cortamos la cebolla y el ajo.
  3. Ponemos a rehogar los vegetales con un chorrito de aceite en una cazuela junto a los 750 ml de caldo de verduras.
  4. Dejamos la mezcla unos 20 minutos a fuego medio-lento.
  5. Añadimos la leche descremada y opcionalmente un poquito de sal. Dejamos que hierva.
  6. Cuando hierva de nuevo dejamos enfriar y lo ponemos a la batidora.
  7. Batimos hasta que quede con la textura que nos guste.
  8. Añadimos la pimienta y servimos.

Claves para una crema de calabacín perfecta

¿Cómo escoger los calabacines? Busca los calabacines firmes al tacto, compactos, sin manchas en la piel. Además, son preferibles los pequeños o medianos a los grandes, ya que estos últimos suelen tener muchas pepitas y una carne menos tierna. Es mejor no almacenar por muchos días los calabacines; a medida que van madurando van adquiriendo un sabor algo más amargo. 

¿Calabacines con o sin piel? Hay que tener en cuenta que la piel conserva la mayor parte de nutrientes, por lo que lo ideal sería conservarla. Pero si tenéis niños «verdefóbicos», o no contáis con una batidora potente, podéis quitarla para que no se vean los trocitos de piel. 

Puedes reemplazar el caldo de verduras con caldo de pollo, ¡le dará un gustillo espectacular! 

La crema de calabacín puede servirse caliente o fría, ¡es deliciosa en ambos modos! 

Sírvela con unos dados de pan tostado por encima, o con perejil picado. También puedes agregar virutas de jamón serrano o picatostes.

Receta escrita por Rubén Cañadas

Empecé Cosmorecetas en 2020 durante el tiempo que estuvimos encerrados en casa. Al tener mucho tiempo libre pasé mucho tiempo en la cocina probando diferentes platos. Entonces decidí mezclar la cocina con mi otra gran pasión: la programación web. Por esta razón decidí abrir este blog donde cuelgo las distintas recetas que voy cocinando.

informacion autor

¡Otras recetas que te encantarán!