Cocido madrileño de la abuela

630 kcal.120 min. 4 pers.

Receta del mejor cocido madrileño tradicional

El cocido madrileño es una de las recetas más representativas de la cocina de la capital española. Su origen proviene de las clases bajas ya que se preparaba con las sobras de toda la semana y un poco de agua, preparando un caldo con huesos, verduras y si había suerte un poco de embutido.

Poco a poco este plato se fue popularizando en la ciudad de Madrid y los restaurantes los empezaron a incluir en sus menús y en sus cartas. Esto hizo que el cocido madrileño dejara de ser un plato típico de pobres y pasara a ser un típico plato de la gastronomía española

Recuerdo la primera vez que probé este plato. Fue durante un curso que hice durante mi maestría. Pasé 3 semanas en Madrid. Un día que tenia libre fui por el centro con un amigo y vimos un restaurante que ofrecía un menú que incluía de primer plato cocido madrileño. 

Comimos allí. Era invierno y el caldo del cocido me vino muy bien para entrar en calor. Me gusto tanto que el día siguiente volvimos a comer en el mismo restaurante. 

Cuando llegué a mi ciudad, en Barcelona, decidí probar de preparar el caldo madrileño por mi cuenta. La primera vez quedó un poco desaborido, pero la segunda le añadí más embutido y carne y quedó realmente delicioso. 

La receta de sopa de cocido madrileño que traigo hoy es una mezcla de muchas recetas que he probado de este plato. Finalmente le he dado mi toque personal ya que personalmente es como más me gusta.

Después de la explicación paso a paso dejo un apartado de claves para mejorar aún más el cocido. Si te gustan las comidas calientes no puedes perderte nuestro plato de lentejas canarias o el tradicional potaje de lentejas andaluz.

Ingredientes del cocido















Ingredientes a comprar

Cómo hacer cocido madrileño

  1. La noche anterior ponemos los garbanzos en remojo con agua y un poco de sal para que el día siguiente, cuando preparemos el caldo de cocido, los garbanzos estén blandos. Antes de empezar a preparar el cocido madrileño, escurrimos los garbanzos y los guardamos.
  2. Cogemos una olla grande (preferiblemente una olla exprés), añadimos agua (aproximadamente unos 2 litros) y agregamos los huesos, la carne y el calabacín con piel. Las morcillas y los chorizos los cocinaremos aparte para evitar que nuestro caldo se llene de grasa.
  3. Añadimos también a la olla los garbanzos. Recomendamos añadirlos con una malla para facilitar su extracción posterior.
  4. Cogemos una cazuela aparte donde cocinaremos las morcillas y los chorizos. Ponemos agua, pinchamos los chorizos y las morcillas y los cocemos durante 15-20 minutos. Seguidamente reservamos para su uso posterior.
  5. Tapamos la olla y la ponemos a fuego alto hasta que empieza a hervir. Una vez esté el agua hirviendo podemos bajar un poco el fuego.
  6. Mientras se cocina el cocido pelamos las patatas y las zanahorias. Las reservamos enteras, sin cortar.
  7. Cuando haya pasado una hora aproximadamente abrimos la olla exprés y vertimos las zanahorias y las patatas. Cerramos y dejamos cocinar unos 10 minutos.
  8. Mientras se cocina el caldo del cocido cogemos una cacerola con agua y cocemos el repollo. Dejamos cocer unos 20-30 minutos. Podemos añadir el repollo con el resto o dejarlo por separado.
  9. Finalmente abrimos el paquete de fideos y los añadimos a la olla con el resto de ingredientes. Dejamos cocinar durante el tiempo que marque el paquete de fideos.
  10. Una vez cocinados los fideos pinchamos la patata para comprobar que esté hecha. Si es así ya podemos servir el cocido madrileño en 4 platos. Hay gente que prefiere separar la carne, las verduras y los garbanzos del caldo. De ser así retiramos la malla de los garbanzos y colamos el caldo de la carne y las verduras.

Trucos para cocinar el mejor cocido

Existen algunos trucos para mejorar la receta de cocido madrileño. Me gusta preparar el caldo el día antes de comerlo y dejarlo en la nevera durante la noche. De esta forma conseguiremos que la grasa se quede en la superficie y conseguiremos desgrasar el caldo retirando la espuma con una espumadera.

Para poder sacar los garbanzos del caldo podemos usar unas rejillas o mallas. De esta forma podremos cocerlos y retirarlos una vez estén cocinados para servirlos en un plato aparte del caldo. 

Es importante preparar las morcillas y los chorizos en una cazuela o cacerola aparte para evitar un exceso de grasa en nuestro cocido madrileño. 

Si quieres usar hueso de jamón recomiendo dejarlo en agua unas horas para limpiarlo y eliminar el posible sabor rancio que puede darle a nuestro caldo. 

Si sobra comida podemos usar la carne y los huesos para preparar deliciosas croquetas o exquisitos canelones de carne. Con los garbanzos podemos preparar un típico plato árabe, el humus. 

Receta escrita por Rubén Cañadas

Empecé Cosmorecetas en 2020 durante el tiempo que estuvimos encerrados en casa. Al tener mucho tiempo libre pasé mucho tiempo en la cocina probando diferentes platos. Entonces decidí mezclar la cocina con mi otra gran pasión: la programación web. Por esta razón decidí abrir este blog donde cuelgo las distintas recetas que voy cocinando.

informacion autor

¡Otras recetas que te encantarán!